La negativa evolución de la pandemia Covid-19, con numerosos brotes en Castilla y León, hace que sea preciso extremar las precauciones sanitarias, que siempre se han de anteponer al aspecto deportivo.

Se van a mantener los controles de Salamanca y Burgos, aumentando, si cabe, las exigencias sanitarias, con la esperanza de que los participantes entiendan que el protocolo exigido busca preservar la salud de todos, y que tiene fundados razonamientos ante la pandemia.

De común acuerdo con las Delegaciones y Ayuntamientos respectivos, se han aplazado los dos controles que todavía no tenían abiertas las inscripciones, Segovia, 15 de agosto, y Ávila, 22 de agosto.

La competición se reanudará, previa evaluación de la situación de la Covid-19 con las autoridades sanitarias y deportivas, en las combinadas y controles de los días 28 y 29 de agosto, en el CEAR Río Esgueva.

Comparte este/a entrada